Una pequeña pesadilla gigante

#LittleNightmares

Una pequeña pesadilla gigante

Creado por un estudio que trabajo en Little Big Planet y Tearaway, Little Nightmares transforma parte de ese encanto al mundo del terror, para traernos una aventura singularmente escalofriante.

hace 16 días
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomás García
  • 08.05.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota a.a

Es difícil explicar en palabras el nivel de atmósfera que tiene Little Nightmares, y la calidad gráfica que ofrece esta pequeña aventura. Es mucho menos trabajoso y efectivo verlo en acción. Pero vale decir que esta corta aventura que no dura más de cuatro horas, tiene un enorme impacto en un período de tiempo tan corto, al punto donde deseamos que hubiera durado un poco más, aunque tal vez en desmedro de la propia aventura.

La historia ocurre en un suerte de prisión submarina, donde nuestra pequeña protagonista, Six (seis en inglés) debe intentar escapar. Pero como se pueden imaginar, esta no es una prisión cualquiera. No hay una historia, pero partes del ambiente hacen un aceptable trabajo en relatar parte de la situación, y la otra parte es evidente con la clase de “personas” que habitan este mundo. Seres terribles y escalofriantes que al menor vistazo de nuestra presencia, nos persiguen para acabar con nuestra pequeña vida.

Por esta razón, sea cual sea la historia, tenemos que escapar. La historia como dijimos, es prácticamente nula, pero como en juegos como Inside, esto funciona a su favor más que en contra y nos rodea una sensación de ansiedad que nos acompaña durante toda la aventura.

Las mecánicas de juego son simples, tal vez excesivamente simples, y medida que atravesamos los varios cuartos, tendremos que escondernos y evitar a los enemigos que pueblan el mundo, así también como solucionar algún que otro puzzle con mecánicas basadas en físicas, pero en definitiva, muy simples. Más que por la jugabilidad, el juego se sostiene por su arte que es verdaderamente fantástico. Inspirado en películas de Tim Burton y similares, más que terror, causa un estado constante de ansiedad que por momentos es mucho peor que un sus repentino.

Probablemente uno de los mayores problemas del juego es que no es 2D, sino tridimensional, y al tener la cámara fijada en una posición de juego de plataformas tradicional, es muy fácil equivocar nuestro posicionamiento y caer a una muerte segura. Lo bueno es que entrega mayores oportunidades de exploración, pero tendrían que haberlo trabajado un poco más, porque cuando el costo de más exploración, son muertes frustrantes, el balance no cierra.

Es un caso curioso el de Little Nightmares, porque casi su propia calidad le juega en contra. Es tan bueno, se ve tan bien y tiene una atmósfera tan atrapante, que se siente que termina demasiado pronto. Siendo tan disfrutable, el fin de la aventura en la tercera hora llega demasiado pronto, y unas semanas después se terminará olvidando porque hace un impacto mucho menor del que tendría que haber hecho. Aún así, es muy recomendable para los amantes del género.

LO BUENO

  • Impresionantes gráficos
  • Atmósfera atrapante

LO MALO

  • Mecánicas simples y repetitivas
  • Es muy corto
  • La cámara puede ser molesta


NOTAS RELACIONADAS