Trey Parker y Matt Stone en su mejor momento.

#SouthParkTheFracturedButWhole

Trey Parker y Matt Stone en su mejor momento.

Luego de dedicarle varias horas a este juego, nos sentimos libres y capacitados para afirmar que estamos frente al mejor título de la saga. El dolor de panza de tantos reírnos es la prueba irrefutable.

hace 1 año
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Lucas Robledo
  • 31.10.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota

Si algo sale de la mente de Trey Parker y Matt Stone, ya sabemos que debe ser algo absolutamente hilarante. Seguramente sea algo indignante también, con una pizca de impacto en la moral de muchos. Si vemos a este título con esta visión, podemos afirmar que la gigante Ubisoft hizo de South Park: The Fractured But Whole, la experiencia más completa dentro del universo South Park.

Está claro, de entrada, que este juego no es ni para todo el mundo, ni para todas las edades. Y nos sorprende un poco, de forma gratificante, que Ubisoft no haya tenido problema con esto y haya permitido que incluso aquellos que hemos visto la serie una y otra vez, nos quedemos perplejos frente a ciertos chistes, momentos o situaciones que podemos encontrar en el juego. Está claro, también, que no es un juego para quienes no tienen un sentido del humor absurdo, irreverente, negro o para aquellos que no saben manejar su emocionalidad frente a chistes con enfermedades, chistes racistas, o un sinfín de cosas que claramente están mal, y por ser así, divierten. Es cuestión de entender este último aspecto, y disfrutarlo tal cual es. Si no sos de estos últimos, claramente este no es un juego para vos.

Es verdad que Stick of Truth tenía momentos geniales. Eso no se puede negar. Pero The Fractured But Whole los supera y con creces, aunque piensen que es imposible. Puedo asegurar que este es uno de los títulos más divertidos que jugué en los últimos tiempos, no solo por su gameplay y toda la propuesta técnica, sino porque también se permite traer de una forma nunca antes vista todo el universo South Park para que podamos disfrutarlo como si fuese lo últimos que vamos a hacer.

Sin entrar en spoilers, y en referencia con lo dicho en el párrafo anterior, les puedo adelantar que van a poder ver a decenas de personajes nunca antes vistos en los videojuegos de la serie, y les van a hacer pasar un momento más que hilarante. Todo esto se debe a que el tiempo de gameplay es mucho más “largo” de lo que podemos esperar, y el juego se toma su tiempo para presentar a cada persona de una forma única, para que el hecho de solo verlos ya nos robe una sonrisa.

Fractured But Whole mejora a su predecesor en muchas otras formas que quedan a la vista de cualquiera que haya jugado el título anterior. El combate es mucho más dinámico, lo que hace al juego mucho más entretenido. Sigue siendo de ataques basados en turnos, pero ahora tienen un estilo tablero de ajedrez que le da una flexibilidad mucho mayor. La ubicación de cada personaje, el equilibrio de los poderes y la elección de los aliados juegan un papel importantísimo en el nuevo sistema, que resulta más complejo pero con un resultado mucho más contundente. A lo largo del juego podremos desbloquear más habilidades para nuestros personajes, que nos van a obligar a pensar en nuevas tácticas para ganarle a nuestros oponentes, que cada vez van a ser más fuertes.

Los más fanáticos de los RPG, podrán decir que el sistema de combate es bastante simple y con poca profundidad, y claro que tienen razón. Este título de Ubisoft lo último que busca es ser complejo o demasiado estructurado en su mecánica de juego, ya que apuesta todas sus fichas a su gameplay dinámico y a toda la comicidad que el universo South Park puede regalar. Personalmente, agradezco que el juego no haya sido opacado con sistemas excesivamente complicados, permitiéndome así concentrarme en toda la diversión constante que trae el juego.

Para terminar, queda claro que South Park: The Fractured But Whole no es un juego para todo el mundo. Está pensado para los fanáticos de la franquicia y para aquellos que quieren jugar para divertirse sin mucha presión. Estamos frente al juego definitivo de South Park, repleto de un humor brillante y una historia que nos va a hacer saltar de la risa con cada locura a cada momento. Incluso las batallas, con su aspecto de RPG por turnos, tiene hilarantes vestigios de grandeza. Es difícil describir todo lo escandaloso que este juego puede ser por momentos, pero estoy seguro que no va a decepcionar a nadie que sepa lo que va a jugar. Es increíblemente entretenido y lo sabe, haciendo alarde de ello a cada momento.



NOTAS RELACIONADAS