Táctica, explosivos y tiros en lo nuevo de Ubisoft

Review Rainbow Six: Siege

Táctica, explosivos y tiros en lo nuevo de Ubisoft

Desde su presentación en la E3 2014, el nuevo Rainbow Six nos llamaba la atención. A lo largo de este año, las varias Betas nos dejaron un buen sabor en la boca, pero faltaba tener la versión final para llegar a un veredicto. ¡Acá lo tienen!

hace 2 años
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomas Garcia
  • 04.01.2016
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota

center


Aunque el juego lleve el nombre de Tom Clancy, quien construyó su fama contando complejas historias de espionaje, Rainbow Six: Siege no tiene nada de narrativa. Y se entiende. El juego no busca contar ninguna historia, más que la de cada partida multijugador en la que participan los jugadores. Lo que es un poco más cuestionable es que tampoco tiene Campaña, así que tenemos que contentarnos únicamente con el aspecto multijugador.

 

Para nuestra fortuna, las partidas en línea son muy particulares, dejando de lado el clásico tiradero de municiones, en lugar de un paso más metódico y estratégico. Eso sí, cuando alguien hace un agujero en la pared, no hay más silencio y empieza la balacera. Y Siege logra mezclar estos dos ingredientes lo suficiente para entregar una de las experiencias competitivas más particulares del año que se fue. Pensar primero disparar después es la mentalidad de Siege.

 

Lo más cercano a una Campaña se llama Situaciones, un modo en el que el juego nos pone en varias situaciones específicas para probar el completo arsenal que hay a disposición y entender un poco de qué va Rainbow Six: Siege. Sin dudas se siente vacío y como que podrían haberle agregado un poco más de relleno, pero realiza de forma aceptable su trabajo de dar a entender las reglas de juego.



Lo mismo va para los videos/tutoriales que explican los conceptos básicos del juego. Son simples, pero funcionan. Y en este caso son aún más positivos, porque eliminan el inherente tedio de las secciones explicativas de los juegos.

 

El juego tiene un estilo realista pero está muy lejos de ser un simulador. En cambio podríamos catalogar el estilo de Siege como “auténtico”. Es decir, representa aspectos de la acción de forma realista, como la física o la debilidad de los personajes, pero accede a varias concesiones para evitar que sea frustrante y se mantenga divertido. Los personajes se sienten pesados y tardan un buen tiempo en cubrir espacios y atravesar los cuartos, por eso un buen trabajo en equipo es clave.



Rainbow Six: Siege está en su mejor momento cuando la comunicación fluye, esto aumenta la creatividad y permite usar las herramientas del juego en todo su esplendor. El equipo defensivo debe reforzar las paredes y ventanas para evitar que entre el otro equipo, que cuenta con explosivos para hacer estragos en el reducido campo de batalla. El paso del juego es lento, pero intenso. En los primeros minutos ambos equipos hacen los preparativos, lo que siempre lleva a un crescendo de la acción, a menos que un equipo decida romper el molde y mandar a un agente a pispear lo que se viene.
 
Hay suficiente libertad y buena jugabilidad para encarar este juego de la forma que quieran. Fría y calculadoramente, como una pieza utilitaria de equipo o como Rambo, volando paredes en mil pedazos y entrando a la habitación como una enorme bola de destrucción. En cierta medida, todas las tácticas funcionan y son divertidas de ejecutar.
 
 
Probablemente el aspecto más decepcionante del diseño es el sistema de progresión, que no ofrece suficiente personalización para hacer los varios personajes propios. Si tiene suficientes armas y herramientas para elegir el estilo de juego a ejecutar, pero no para hacer que cada personaje se sienta único y propio, sino cortado de un mismo tipo de tela que el resto de los jugadores.
 
No siempre se puede tener la mejor experiencia con juegos como estos. Sobre todo cuando uno queda a la merced del matchmaking. Aún así, Rainbow Siege: Siege hace todo lo posible para que la experiencia sea la mejor posible.

LO BUENO:
  • Las herramientas
  • La variedad de estilos de juego
  • La física realista
  • El estilo auténtico de la acción
LO MALO:
  • Ausencia total de Campaña
  • Cero personalidad en los personajes y el juego en sí
  • Progresión poco satisfactorio
  • Falta de personalización de personajes



NOTAS RELACIONADAS