¡Sobrecargado de acción!

#TheSurge

¡Sobrecargado de acción!

Deck 13 vuelve con un nuevo intento al estilo Dark Souls, pero en este nuevo título, habitamos un mundo de ciencia ficción con terribles consecuencias que deberemos sortear para conquistar el objetivo final.

hace 2 meses
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomás García
  • 05.06.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota a.a

En el año 2017 hacer juegos como Dark Souls parece una moda imparable. Unos pocos lo hacen bien, y como es esperable, muchos otros no logran captar los conceptos esenciales del juego de FromSoftware que se terminó convirtiendo en género. Lords of the Fallen, el primer intento de Deck 13 en 2014, tenía buenas ideas pero fallaba en la ejecución. The Surge ofrece una apuesta diferente, en un futuro distante muy oscuro, donde la Tierra está perdida y nos unimos a una Iniciativa que busca reconstruirla.

 

The Surge empieza bien. Muy bien diríamos. Encima empieza rápido, que para un juego como este es importante. Mientras ingresamos a las oficinas de CREO para ingresar al Projecto Determinación, un proyecto que busca recuperar la Tierra devastada y construir sobre ella una utopía. Solo hay un pequeño detalle, Warren, nuestro protagonista, está convaleciente en una silla de ruedas. Pero eso no parece ser una limitación en este futuro. Ya que a medida que ingresamos a las oficinas de CREO y elegimos una clase, literalmente entrando en la oficina en el edificio, nos presenta un corte de escena donde nuestro protagonista sufre sin aviso una operación sin anestesia donde recibe implantes y horrorosas modificaciones.
 
Pero ese es solo el principio del horror, ya que cuando despierta, aunque puede caminar, se encuentra abandonado en el planeta Tierra con la misión de destruir a una terrible raza robótica que no va a parar hasta convertirlo en chatarra. La historia de ahí en más se va desarmando, abandonada en grabaciones de audio no muy interesantes que vamos descubriendo a lo largo de la aventura. El resultado es un aspecto claramente descuidado en favor de otros, los cuales esperamos sean mejores.

Por suerte el combate, cuando funciona, puede ser muy entretenido. Cuando decimos que este es un juego estilo Dark Souls, queremos decir que los tipos de ataque y gran parte de las mecánicas están tomadas directamente del juego japonés, al punto donde hasta el esquema de controles es idéntico, y si te cambiaran el juego mientras estás jugando, podrías seguir apretando los mismos botones y no sentirías la diferencia. Esto no es algo necesariamente malo, porque como dijimos, cuando el combate funciona es muy divertido.
 
El punto de venta del combate de The Surge, es que cuando le hacemos suficiente daño a un enemigo podemos apuntar nuestros ataques a partes individuales, las cuales arrancamos con excelentes animaciones predefinidas. Lo interesante de este sistema, es que al sacarles una parte podemos utilizarla para instalarla en nuestro cuerpo o para conseguir las piezas que necesitamos para construir esa parte. Es un sistema que funciona muy bien, que es gratificante, y a fin de cuentas nos ayuda a mejorar nuestro personaje, y lo que no es menor, eligiendo exactamente qué queremos mejorar.

También podemos esquivar ataques, como en Dark Souls, y aunque la animación es un poco extraña y toma un momento adaptarse, es funcional. Es una pena que no haya una gran variedad de armas, ya que cada una tiene un estilo o velocidad de ataque muy diferente. Al mismo tiempo, mientras más usas un arma, más daño se puede hacer con ella. Lo que significa es que vamos a elegir una que nos guste y quedarnos con ella durante toda la aventura, relegando el resto del arsenal al olvido rápidamente.
 
Las cosas que no permiten que el juego sea del todo disfrutable, son cosas como el sistema de mejoras. En vez de elegir una habilidad cuando subimos de nivel, necesitamos cierto nivel de Poder de Núcleo para habilitar las mejoras. Este poder aumenta a medida que subimos de nivel, pero las más poderosas requieren aún más poder de núcleo, es decir que tenemos que elegir cuáles equipar y cuáles otras dejar fuera, para encontrar un grupo de habilidades que nos gusten y estén dentro del poder que tenemos. Esto limita demasiado los posibles personajes que podemos armar, y termina siendo un poco frustrante, al no poder armar el personaje de nuestro sueños.

El mundo de The Surge es industrial y futurístico, y la atmósfera general hace un gran trabajo de mantenernos en la punta de los pies. Sobre todo porque pueden salir enemigos de casi cualquier lado. Esto, es excelente para mantenernos siempre al borde del asiento, pero hay más de un encuentro que se siente injusto, y parecen ser difíciles solo para ser difíciles y no por una decisión de diseño inteligente. Lo que puede tornarse frustrante muy rápidamente.
 
The Surge está lejos de ser un juego perfecto, pero para los amantes de este nuevo género, que combina una gran atmósfera con elementos de RPG y un sistema de combate de alto riesgo/alta recompensa, es más que valioso. No será un título de FromSoftware, pero hace suficiente bien para ser una buena entrada al género y al mismo tiempo separarse de la manada. 
 
LO BUENO

  • Gran comienzo
  • El sistema de combate está muy bien diseñado
  • Buena atmósfera y diseño de niveles 

 
LO MALO

  • Aunque empieza bien, la historia es débil
  • Poca variedad de armas
  • Demasiadas limitaciones para armar al personaje
  • Encuentros un poco frustrantes
     


NOTAS RELACIONADAS