Review Final Fantasy Dissidia

Review Final Fantasy Dissidia.

Review Final Fantasy Dissidia

Corría el año 2004 y salía por primera vez al mercado una consola portátil de Sony. Estaba sumamente entusiasmada de poder tenerla en mis manos y disfrutar de la misma pero como muchas veces suele pasar, la consola era increíble sin embargohabía una notable falta de títulos. Todo eso cambio el día que se anunció el Final Fantasy Dissidia.

hace 10 meses
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Magui Sunshinee
  • 06.02.2018
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota

 
Aún recuerdo mi sorpresa al saber que iba a salir un juego de pelea de un RPG y sentir que era muy complicado que me gustara, pero esas dudas se disiparon instantáneamente al jugar ni siquiera el juego original sino la demo, la cual me convenció sin lugar a dudas de comprar ese juego. Hoy 2018 sale la versión de PS4, originalmente planeada como un simple árcade y es difícil no tener altas expectativas para lo que fue posiblemente uno de las mejores exclusividades de la vieja portátil.

Este juego originalmente obtuvo su éxito del modo historia. Sin embargo lejos quedo el modo antiguo de un mini mapa explorable y sumamente extenso y para mal o bien una historia de buena duración. Nos tenemos que quedar con un modo historia que para poder progresar es necesario jugar modos árcades para poder destrabar un tipo de moneda que nos permite progresar en la historia y así ir jugándola. Por suerte no todo es malo, ya que hay varias peleas sumamente interesantes y únicas a este modo y voy a evitar spoilearlas ya que hacen que valga la pena la inversión de tiempo. 
 


 
La historia nos habla de un mundo alternativo donde hay una diosa del bien que está en constante conflicto con el dios del caos. Es una historia bastante básica, donde lo importante no está en el contenido, sino más bien en las interacciones de los personajes que al fin de cuentas es quienes nos importan y los fanáticos pueden ver lo que es a Cloud interactuando con Lightning y asi sucesivamente. La realidad que siendo un juego de pelea, la historia sacando la decepcionante manera en la cual se desbloquea es más que aceptable para los fanáticos de la franquicia.

Esta versión trae un gran cambio con respecto a su antecesor, siendo que el combate de ser un 1v1 paso a ser un 3v3 y esto trae consigo unas ventajas y desventajas. Al ser un 3v3 constante y no un sistema de tag como digamos el marvel vs capcom, significa que las batallas a veces son decididas a partir de quien tiene el peor compañero. A veces uno siente que está haciendo un increíble trabajo y de golpe pierde de manera súbita y no puede evitar sentir una gran frustración, debido a que para ganar se debe destruir la barra de vida de cualquier personaje tres veces. Al mismo tiempo esto puede ser visto como algo muy positivo si uno cuenta con unos amigos para poder disfrutar del juego y sincronizar acciones ya que existe un gran énfasis en el trabajo de equipo y comunicación. 
Para aquellos jugadores que provienen de la vieja escuela de Dissidia van a sentirse inmediatamente en casa, ya que el estilo de juego es exactamente el mismo. Para aquellos que nunca han jugado uno es necesario destacar que si bien es un juego de pelea es uno único y tienen mecánicas que hacen que el juego no lo aparente. Primero existen dos tipos de ataques, el bravery, el cual representa la cantidad de daño que se le hace al rival cuando se utiliza el otro ataque llamado hp el cual efectivamente daña la barra de vida de tu oponente. Por si suena un tanto confuso piénsenlo como 2 barras de vidas independientes la idea es cargar la barra de bravery para poder luego utilizar un ataque de HP para eventualmente eliminar al rival. Cuando uno destruye la barra de bravery del rival gana unos puntos extra para poder incluso destruir al rival en un solo ataque.
 

 
Nuevo a esta versión es la forma en que se utilizan los clásicos summons de los juegos. Aquí poseen una importancia mucho mayor y poder invocar uno puede cambiar drásticamente el sentido de la batalla. En el juego se encuentran actualmente 7, cada uno con efectos diferentes y con animaciones absolutamente increíbles. Para poder invocar los cristales que aparecen en la batalla los cuales deben ser destruidos para conseguir energía que llena una barra, la cual es eventualmente consumida para invocar a nuestro aliado.
Sumado a esto existe el modo clásico y un “captura la bandera” que genera una gran diversidad de estrategias, existen aquellos que buscan atacar la bravery y matar al rival en un solo ataque, otros que buscaran invocar a su summon y otros buscaran concentrarse en atacar al rival que sienta es más débil contra su personaje.
Cada personaje cuenta con un estilo de juego y ataques únicos propios de cada uno. Existen 4 tipos de personajes: Los asesinos que son rápidos y sumamente efectivos para eliminar rivales pero no suelen hacer tanto daño como Tidus, los Vanguards que si bien son lentos poseen gran daño como Cloud, los Marksmen que se basan fundamentalmente en evitar el cuerpo a cuerpos y lanzar ataques a distancia y magias como por ejemplo Terra y por ultimo la clase de especialista la cual posee características únicas para cada personaje de esta clase y da un giro interesante para cada uno como por ejemplo Ramza. Hoy a dia hay 28 personajes y Square Enix ha dicho que espera contar con un rooster de al menos 50 personajes.


Algo típico de los Final Fantasy es un hermoso apartado gráfico y la verdad que hay que dar puntos incluso extra por la increíble presentación del juego. La cinemática inicial es simplemente increíble y nos hace entrar al juego con unas ganas increíbles de probar todo lo que el juego tiene a su disposición. Los modelos de los personajes son absolutamente impresionantes, los cuales son traídos a la vida en escenarios clásicos de los juegos dan un inevitable sentimiento de nostalgia al ver cómo ha ido progresando la serie. Es imposible encontrar algo sin un increíble nivel de detalle y se nota que los desarrolladores se tomaron con muchísima responsabilidad el traer a la vida este inmenso universo que es amado por tantos. 
Todo esto es acompañado por la mejor música del Final Fantasy con ciertos cambios para hacerla sentir un tanto nueva y refrescante. Demás está decir que es absolutamente increíble y acompaña el ritmo frenético de juego de manera impresionante y hace sentir bienvenido a tanto aquel fanático que al escuchar esa música se le cae un lagrimón.
 

 

Para terminar la nota podemos decir que es un juego claramente apuntado a quienes son fanáticos de la serie pero que hace un noble intento por atraer aquellos que por ahí no conocen tanto de la franquicia. Si consideramos que el juego fue originalmente un arcade y que muchas de las cosas presentes en este juego no estaban en aquella versión y fue un pedido masivo de la fanbase para que el juego se translade a las consolas hogareñas es difícil criticarla con mucha intensidad. Si bien el factor single player es carente, lo compensa con un solido sistema de combate en el multiplayer con horas infinitas de juego para quien tenga la habilidad de disfrutar lo que este hermoso juego tiene para ofrecer.


NOTAS RELACIONADAS