Review Far Cry 5: Confía, Reza, Obedece

Review Far Cry 5

Review Far Cry 5: Confía, Reza, Obedece

Far Cry 5, la última versión de la franquicia de Ubisoft sobre el catártico caos en primera persona en lugares exóticos en manos de villanos carismáticos, llega con todo, a puro golpe de redoblante.

hace 3 meses
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomás García
  • 27.03.2018
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota


 

Esta nueva entrega deja de lado lugares exóticos para dejarnos respirar el aire de campo de Montana, Estados Unidos. Un culto maniático ha tomado el Condado de Hope y es nuestro trabajo detenerlos uno por una antes de que hagan más daño.
Lejos quedaron las islas tropicales o pueblos del Himalaya en medio de un conflicto violento contra déspotas y dictadores, pero Ubisoft brilla en su desarrollo del mundo, para atraparnos en un mundo bien rural, abrazando todos los estereotipos que podamos imaginar.
El ficticio Condado Hope nos ofrece una colección de grandes éxitos del corazón de Estados Unidos: ríos relajantes, montañas empíricas, tierras de cultivo idealizadas enmarcadas por densos bosques. Con el singular detalle que en esa porción del país está metido un culto religioso que cree firmemente en el fin del mundo, y se ha apoderado de la región mediante la fuerza gracias a un diputado solitario, aislado del mundo exterior y de cualquier pensamiento lógico.
 


 

Nuestra aventura nos lleva a construir una resistencia para enfrentarnos a este villano, en un juego que tal vez deja la historia más en un segundo plano, en comparación a sus predecesores, pero agrega mucho divertido para hacer, sobre todo en el aspecto cooperativo. De todas formas, ya sea solos o acompañados tendremos a nuestra disposición una amplia gama de vehículos para explorar el vasto mundo abierto.

El mundo esta vez se siente mucho más orgánico, con misiones que van a apareciendo a medida que avanzamos y exploramos nuevas partes del extenso mapa. Todo eso de trepar torres queda atrás en favor de una experiencia mucho más fluida e inmersiva. Así podemos pasar horas deshaciéndonos de los villanos de una región para agotar un “medidor de resistencia” y enfrentarnos al Boss en cuestión.
 


 

Estos están muy bien desarrollados. No solo con su propia personalidad, sino que las batallas en sí son muy variadas, y nos obligan a probar todos nuestro arsenal de chiches.
A partir de acá, Far Cry 5 deja de ser una historia y comienza a ser un videojuego, ya que de forma rápida y concreta presenta cómo funcionan las cosas: se completan misiones y se sacan propiedades del culto para construir un "medidor de Resistencia" en tres regiones, cada una controlada por uno de los lugartenientes de Joseph Seed.
Lo bueno es que la progresión esta medida de cierto modo. No podemos hace todas las quest secundarias y después dedicarnos a la principal. Todas están interconectadas ybahcen para un paso muy fluido a lo largo de la historia y todos los variados objetivos.
Así podemos acceder a una confrontación final con el teniente de la región para eventualmente eliminar a los tres, y volver a enfrentarnos con Joseph Seed en un encuentro final.
Por supuesto, todo está no lo vamos a hacer a solas. Además de los tres jugadores más que pueden acompañarnos, existe un sistema de acompañantes que pueden ser muy útiles en las misiones. Ya sea que los conozcamos en la historia (cómo nuestro querido perrito) o le salvemos la vida a mercenarios que luego nos ayudarán, es posible encontrar te adjunto suficientes compañeros virtuales para realizar las variadas misiones.
 

 


 

Far Cry 5, como la mayoría de los juegos de Far Cry anteriores, existe principalmente como un motor de caos creado para potenciar nuestra fantasía de Rambo en primera persona y enfrentarnos a ejércitos armados con muchas armas y un poco de ingenio. Podes volar aviones y helicópteros; conducir vehículos enormes con ametralladoras; deslizarte usando un traje con alas; y comandar francotiradores, pumas y perros de ataque para cuidar tus espaldas. No busquemos excusas ni sustento creíble para usar la fuerza: hay que matar a todo lo que se nos cruce.
Además el sistema de progresión fue pulido aún más y ahora tenemos más poder sobre cómo balanceamos nuestro personaje. Mientras que todavía podemos bb cazar animales y obtener beneficios especiales, ahora mejoramos realizando todas las actividades posibles. Cada cosa que hacemos nos dan perks que podemos elegir específicamente donde invertir. Permitiendo una progresión más clara y divertida.
Far Cry 5 vuelve a demostrarnos que Ubisoft sabe lo que hace con sus franquicias. Ajusto todo lo que podía ajustar de anteriores entregas y agregó suficientes novedades, así también como un motor gráfico que se pasa de hermoso, para traernos una de las mejores aventuras cooperativas del año.

Y si lo querés jugar solo, tiene algo para vos también.



NOTAS RELACIONADAS