Review - Battlefield V, la Segunda Guerra Mundial contada de otro modo

Battlefield V

Review - Battlefield V, la Segunda Guerra Mundial contada de otro modo

Un juego esperadísimo de la franquicia, con un retraso de más de un mes...¿cumplió las expectativas?

hace 18 días
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Maddie Montenegro
  • 26.11.2018
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota


Todos sabemos que Battlefield V no ha tenido uno de los mejores lanzamientos dentro de la franquicia ya que, de por sí, tuvo un retraso de un poco más de un mes del lanzamiento original. Todos esperabamos que, ante este evento, el juego que nos darían estaría completo...pero por el momento no es el caso. De todas maneras, tengo la fe de que una vez que sea completado y sobre todo agregado su modo Battle Royale, la historia será completamente diferente.

'Historias de Guerra', su campaña de single-player, cuenta con tres de los cuatro capítulos que en verdad la componen. El último será lanzado recién el 4 de Diciembre, lo cual dejó a los fanáticos de la franquicia bastante decepcionados dado a que no se trata de un juego episódico, y poder acceder a él recién dos semanas post-lanzamiento es un gran fracaso. De todas maneras, los tres episodios actualmente disponibles son espectaculares (con algunas fallas importantes), por lo que esta desilusión de juego incompleto podría llegar a perdonarse. El primer episodio cuenta la historia de un ladrón de bancos experto en explosivos que al ser arrestado se le ofrece trabajo en el Servicio Especial de Embarcaciones de la Marina Real Británica. En el segundo episodio, tomaremos el control de la Resistencia Noruega mientras es ocupada por Alemania, y finalmente lucharemos con los Soldados en África Occidental para combatir el régimen Nazi que ocupa a Francia.

Lo destacable del título es que todas estas historias no son el típico cuento que todos los juegos bélicos basados en la época nos han contado, como la Invasión de Normandía por ejemplo. En esto, Electronic Arts destaca en haber puesto el foco en historias que puedan llegarnos a lo personal en el sentido de sentirse parte de un conflicto de la magnitud que tuvo la Segunda Guerra Mundial. Si bien la campaña es relativamente básica comparada a otros títulos, tiene un nivel de dificultad destacable para una persona que jamás agarró un control para un shooter. De todas maneras, los objetivos básicos como capturar una base, escoltar a un personaje, o plantar explosivos tienden a cansar siendo una secuela de la legendaria franquicia. No es necesariamente algo malo, pero podrían haber llevado el juego a otro nivel…que es lo que se espera con el modo Firestorm a estrenarse en 2019. Otro problema que se puede ver es la poca interactividad que hay entre mapas y enemigos. Por ejemplo, durante la campaña tendremos que cumplir la tarea de explotar una serie de equipos de comunicación, pero los enemigos no reaccionan a las explosiones si no fuimos detectados, lo cual rompe un poco la cuestión de inmersión que promete Battlefield.

La trama se desarrolla en pequeñas cutscenes que quizás no cuentan la historia del modo que la contó Battlefield 1. Igualmente, sumaron unas pequeñas cutscenes que funcionan casi como un tutorial para nuevos jugadores antes de meterse en el mundo del Multiplayer. Sí puedo sostener que el plan de DICE y Electronic Arts al hacer esto es preparar al jugador casual para el modo Firestorm, ya que es su apuesta más grande para el título…pero es un grave error ya que muchos jugadores prefieren disfrutar la campaña y la historia en sí antes de otros modos de juego.
 

Dentro del multijugador se pueden disfrutar 6 modos diferentes, alrededor de 8 mapas basados en locaciones reales y hasta 64 jugadores simultáneos. Si bien la cantidad de jugadores es la que ya los fanáticos esperan de la franquicia, este es el título con la menor cantidad de mapas en su lanzamiento. DICE optó por enfatizar el modo Grand Operations, cuyo fin es que dos equipos luchen a lo largo de varios días dentro del juego, en varios campos de batallas con una gran cantidad de objetivos mientras lidian con ganar y perder territorios frente al enemigo. Es efectivamente el modo Operations, reinventado. También y por supuesto el modo Conquest está de regreso como un clásico para la felicidad de los fans. No hay dudas de que será el modo que más explotarán los jugadores, ya que las nuevas mejoras gráficas y los efectos de sonido llevaron a este modo a un nivel completamente diferente. También pueden disfrutar de modos clásicos como Team Deathmatch, Domination y Frontlines. Algo muy destacable para jugadores casuales o que no están muy familiarizados con la franquicia y que mencionaré nuevamente, es que cada modo tiene una pantalla de carga que actúa como si fuera un breve tutorial contando una pequeña historia para adentrarte al juego. Eso es algo relativamente novedoso que nos lleva la forma de juego a otro nivel. Sumemos el uso de los tanques de guerra, el cual es complejo y divertido, además de las avionetas típicas que volaban los campos de batalla en la Segunda Guerra Mundial.

He notado que el juego cuenta con una serie de glitches y bugs, por ejemplo, a la hora de la carga de texturas. Siendo un juego con unos gráficos alucinantes creados con un motor Frostbite 3, estos momentos nos dejan confundidos y quizás nos cortan un poco la inmersión que teníamos. A veces las armas se despegan de nuestro personaje –lo cual hace imposible apuntar correctamente-, hubo jugadores a los que el mismo juego no los reconoció dentro del campo de batalla y fueron eliminados de la partida, algunos glitches en la animación hacen imposible manejar las torretas cuando están en uso, etc. Son errores que pueden ser arreglados fácilmente con algún parche en un futuro cercano, pero que dan la sensación de que definitivamente el juego, por más retraso que tuvo, no está terminado.

Algo a mencionar y subrayar en cuanto a novedades dentro de Battlefield, es la posibilidad de customizar a nuestros personajes –esto, como mencionamos en nuestro programa #37, está increíble para los que les gusta coleccionar gorritos, ja!-. En la opción 'Your Company' vas a poder modificar las cuatro clases del juego como lo prefieras, con armas específicas para cada una, modificarlas para aventajarte en el campo de batalla, etc. Para eso se usan los Company Coins, moneda del juego que se adquiere a través de la realización de misiones y objetivos en el modo Multiplayer. Si bien todavía no hay un “pay to win”, o “compra de monedas” dentro del juego, Electronic Arts confirmó que efectivamente existirá en un futuro no muy lejano.

En sí, Battlefield V ha decepcionado a muchas personas ya que, como dije varias veces en la reseña, no está terminado. De todas formas, tiene un gran “PERO” …al no estar terminado, todos esperamos el capítulo faltante, los nuevos modos de juego, y quizás esto es sólo una estrategia para escuchar a la comunidad y terminar de armar BFV a medida que avanza el tiempo y convertirse en el mejor shooter del año. No es la movida más inteligente, pero si funciona, quizás se convierta en un juego inolvidable.

Algo a destacar nuevamente, es el contenido gráfico que Electronic Arts supo darnos. Desde el menú hasta en el gameplay todo se ve muy nítido y cuidado. Debo decir que, en el modo Multijugador, las tormentas de nieve o cambios climáticos hicieron que más de una vez me frustrara, pero también me impulsara a mejorar en mi forma de jugar o controlar a mi personaje. También la cantidad de información audiovisual que contiene, no podés distraerte ni un segundo, tenés que estar atento a todo. Es indispensable tener un buen sistema de sonido para envolverte en la experiencia completa que DICE y Electronic Arts nos dan, sobre todo porque los efectos de sonido son absolutamente alucinantes y, cuando el juego decide no tener un glitch, sumando los gráficos hacen de Battlefield V una obra de arte bélica.

Concluyendo la review, si bien el título prometía mucho y por el momento no está cumpliendo tanto las expectativas de un jugador fanático de la saga, sé que el mismo mejorará con el tiempo. Battlefield V nos acercó una forma distinta de ver la Segunda Guerra Mundial, y me mantengo firme en que los gráficos y los efectos de sonido y soundtrack valen tanto la pena que no deberías quedarte sin jugarlo.

*Review realizada en colaboración con Tomás Spataro



NOTAS RELACIONADAS