Mucho más que solo chapa y pintura

#TheDragonsTrapWonderBoy

Mucho más que solo chapa y pintura

Viendo este juego en acción fácilmente podría parecer que se trata de un nuevo título inspirado en aventuras del pasado, pero es todo lo contrario. Una vieja aventura con una nueva apariencia que se ajusta a la perfección para toda una nueva generación de jugadores.

hace 27 días
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomás García
  • 27.04.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota a.a

En una era donde todos los días sale una remake o remasterización, no debería sorprendernos ver una nueva versión del juego de 1989, creado por Westone Bit Entertainment. Pero sorprende cómo encararon esta nueva versión. Mantuvieron las mecánicas intactas y reimaginaron el aspecto audiovisual de manera extraordinaria, para brindar una experiencia que cuesta mucho reconocer como retro.

The Dragon's Trap: Wonder Boy tiene una estructura atípica a los juegos de la época, siendo no lineal desde que peleamos contra el MEKA Dragon y somos transformados en un hombre lagarto que puede encarar cualquier nivel, de cualquier forma queramos, en cualquier momento, siempre y cuando tengamos las habilidades para hacerlo. Así, se transforma en una suerte de Metroidvania en un mundo que podemos explorar libremente, desbloqueando nuevas habilidades que nos permiten acceder a nuevos lugares y también elegir cómo queremos enfrentar los distintos desafíos que alberga.

Curiosamente, nada de la jugabilidad, mecánicas y habilidades fue modificado para esta remasterización. El juego se juega exactamente igual a como lo hacía hace 30 años, y se mantiene igual de bien. Esa es la muestra de un gran juego o un clásico. Lo que sí ha cambiado radicalmente, es el arte y gráficos, y la música. Pero para quienes hayan jugado el original o quieran ver la transformación, pueden cambiar entre ambas versiones presionando un simple botón.

Este nuevo arte es verdaderamente impactante, con un estilo que parece casi pintado a mano y un brillante rediseño de personajes y escenarios que le agregan un grado de detalle y carisma impensando. No es que construyeron sobre lo que había, sino que prácticamente reimaginaron el aspecto gráfico y musical del juego para entregar una experiencia verdaderamente fantástica.

A medida que exploramos el mundo y encontramos nuevas áreas también vamos a pelear contra jefes finales que al vencerlos nos entregan nuevas formas animales. Estas formas no solo tienen su propia simpática apariencia, sino que también vienen con habilidades exclusivas que nos permitirán acceder a nuevos lugares del mapa y enfrentar otras amenazas que antes eran imposibles de encarar. Por ejemplo, el ratón puede trepar paredes, el león empuña una enorme espada y el águila puede volar por todo el mapa, haciendo muy fácil evitar zonas venenosas.

La mayor crítica que podríamos hacerle al juego es una de balance, ya que cuando recibimos daño, quedamos trastabillando por un tiempo excesivamente largo, lo que hace que un golpe generalmente desemboque en otro golpe, y puede volverse frustrante muy  fácilmente. Ahora bien, aunque no lo parezca este juego tiene casi treinta años, y en su momento esto no era una observación muy criticable. Hoy, la historia es otra, y esto puede ser muy frustrante y alejar a varios jugadores más jóvenes que no estén acostumbrados a dificultades tan altas. Al mismo tiempo, ciertas secciones del juego hacen que sea muy fácil desorientarse por el tipo de enemigo que nos enfrentamos.

Sin dudas ayuda mucho que Wonder Boy III: The Dragon’s Trap fue un excelente juego, pero el arte y la música agregados a esta remasterización de verdad lo hacen mucho más distinguido de lo que podría haber sido si tan solo hubieran tomado el arte original y hecho de nuevo en alta resolución.

 

LO BUENO:

  • El nuevo arte es fantástico
  • La música es muy diferente a la original y le queda pintado al  nuevo arte
  • La posibilidad de cambiar entre gráficos al vuelo
  • Mecánicas pulidas y variadas que pasan la prueba del tiempo

LO MALO:

  • Cada golpe incapacita al jugador por demasiado tiempo
  • Acción desorientante en las peleas más complejas
  • Las mecánicas son muy simplistas para los estandares actuales


NOTAS RELACIONADAS
    ~~~NOTREL~~~