La Venganza es un Plato que se Sirve Rápido

#NFSPayback

La Venganza es un Plato que se Sirve Rápido

Need for Speed Payback es un cóctel muy diferentes lo que estamos acostumbrados en la serie, y en parte, es más que bienvenido, ya que ofrece el análogo a una película de acción, estilo Rápido y Furioso que cualquier fanático de la velocidad va a poder disfrutar

hace 5 meses
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomás García
  • 27.12.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota


A esta altura, Need for Speed se ha vuelto una marca registrada en sí misma. No solo tiene una larga y exitosa lista de títulos lanzados (bajo el velo de Electronic Arts) sino que ha llegado a tener su propia película, protagonizada por Jesse Pinkman, de Breaking Bad. Eso quiere decir que hoy en día, cuando sale un nuevo Need for Speed, todos lo miramos con atención. Y es tal el alcance de la marca, que hoy podemos disfrutar de un spin-off del estilo y calidad de Payback.

Este nuevo Need for Speed se escapa un poco de lo que conocemos de la serie, porque aunque nos presenta un vasto mundo abierto para explorar, viene acompañado al mismo tiempo de una historia lineal con personajes muy definidos, inspirada en la serie de películas Rápido & Furioso. Aquellos que hayan jugado Need for Speed The Run, tendrán una idea de lo que se trata, pero a diferencia de aquel título, este tiene mucho más por descubrir y contar.

 

Por suerte las partes individuales del juego son excelentes. Como cualquier buen Need for Speed, las mecánicas de carrera están muy bien diseñadas, la velocidad se siente extrema en todas las situaciones, y la ciudad por la que andamos, está bien diseñada para ofrecernos nuevos desafíos constantemente. Y el hecho de que sea un mundo abierto, le ofrece al jugador un nivel de libertad que juegos más lineales están muy lejos de ofrecer. Es decir, que aunque la historia sea lineal, el hecho de poder explorar, y en muchos casos poder tomar los caminos que queramos, suman mucho a la experiencia.
 

Y mientras que la velocidad es gloriosa y los autos se sienten tan poderosos y rápidos como cualquier buen Need for Speed, es una pena que en momentos épicos, solo por dar un toque más cinematográficos, nos saquen los controles en situaciones como hacer saltos épicos y secuencias similares que nos gustaría hacer con nuestras propias manos.
Lamentablemente, la historia no sigue el mismo camino. La trama escrita por Ghost Games intenta emular la emoción y empatía que uno siente al conocer y ver desarrollarse a los personajes de Rápido y Furioso, pero ese no es el caso de nuestros tres jóvenes protagonistas: Tyler, Mac y Jess. Juntos son un fantástico equipo, pero algo sale mal, y la historia larga de ahí. Esto los lleva a tener que cumplir una serie de misiones que les permitirá cumplir su objetivo final. Y no solo es el hecho de que los personajes no son muy relacionables y los diálogos sosos, sino que durante los cortes de escena, la excelente calidad gráfica del juego disminuye considerablemente, y nos quedamos con escenas que por momentos parecen de la generación anterior.

Y otro grave problema, es el sistema de progresión que está mal diseñado, y hace bastante tedioso cualquier tipo de avance. Sobre todo porque la única forma de viajar rápidamente de una locación a otra es con dinero, pero ese mismo dinero es el que se usa para comprar autos nuevos y desbloquear otros elementos, de forma que si querés avanzar, el juego te obliga a ir de un lado a otro de forma manual, sin otra opción.
En cada uno de los eventos, tenemos la posibilidad de competir con amigos o desconocidos. Este multijugador es asincrónico, es decir que no competimos con ellos en tiempo real, sino que solo podemos medir nuestros tiempos. Esto es algo que se entiende, porque dada la naturaleza del juego, tiene sentido que hayan decidido no incluir un modo multijugador tradicional. Aún así, se agradece la posibilidad de poder ver cómo le fue a otras personas en los mismos eventos, y suma a la rejugabilidad querer mejorar nuestros tiempos para estar en la cima del ranking

A fin de cuentas, lo que no le permite a Payback ser un excelente juego, es el hecho de que no termina de estar seguro qué es lo que quiere ser. Por un lado es un excelente juego de carreras, y por otro, un decente juego de aventura con una mala historia. Al final, nos quedamos con un buen juego, que tal vez hubiera sido mucho mejor si concentrara únicamente en la parte de carreras y mundo abierto.


LO BUENO:

La sensación de velocidad

Las mecánicas de manejo

El mundo abierto

Gráficamente impresionante

Poder competir con amigos y desconocidos por mejores tiempos

 

LO MALO

La historia no es muy atrapante

El diseño de las misiones podría ser más variado

El sistema de progresión necesita mejoras



NOTAS RELACIONADAS