Jugamos las primeras horas de Destiny 2

#Destiny2

Jugamos las primeras horas de Destiny 2

Después de un lanzamiento con altas y bajas, tuvimos nuestra primera exposición a Destiny 2 durante la beta cerrada, y las impresiones son positivas. Eso sí, sigue siendo Destiny.

hace 2 meses
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Tomás García
  • 02.08.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota a.a

QUE ES:

  • Lo nuevo de Bungie después después de tres años de Destiny. Todo el feedback de la comunidad en esos años de juego buscan crear una mejor experiencia general para la secuela.
  • La Beta era simple y bastante limitada, teniendo en cuenta que a fines de agosto habrá una mucho más extensa y completa.
  • Esta beta no tenía creador de personajes, solo nos permitía elegir la clase (Titan/Hunter/Warlock) al inicio de la aventura. 
  • Vale tener en cuenta que ningún tipo de progreso en esta Beta llegará al juego final
  • La beta comienza con la primer misión de la Campaña ‘Homecoming’. Y nos pone en el fragor del ataque de la Legión Roja del Cabal.
  • Entre detalles de la jugabilidad, esta beta incluía una sub clase por clase: ‘Dawnblade’ para los Warlocks, 'Arcstrider’ para los Hunters y ‘Sentinel’ para Titans.
  • Voces familiares vuelven a sus roles como Nolan North como el Ghost, como Nathan Fillion en el papel de Cayde-6 y Lance Reddick como Zavala.

LO BUENO

  • Destiny siempre se sintió bien a la hora de jugar, aún cuando el mundo o la historia no eran atrapantes. Destiny 2 continúa esa ruta con la misma sensación, aún más pulida sobre todo en las habilidades especiales. Tardan un poco más en cargar, pero se sienten más efectivas.
  • Las armas se sienten más poderosas, y también más diferentes entre sí. Ahora tener armas de energía u otro tipo se siente de una forma distinta al dispararla.
  • El diseño de los niveles también parecería mantenerse en el nivel conocido, con mayor enfoque en la Campaña principal, más parecida a la que encontraríamos en las Raids del juego anterior.
  • El mundo también es más dinámico. Los niveles no solo se sienten más vivos y ricos en detalle, sino que también tienen más cosas con las que interactuar. También vimos escenas scripteadas muy impresionantes que aumentaron este efecto.
  • La beta incluye dos modos del Crisol, el apartado competitivo de Destiny y por lo que pudimos jugar tiene pequeños ajustes positivos.
  • El modo Control aparece haber sido afectado por Overwatch un poco y ahora requiere mayor cooperación en el objetivo.
  • Countdown es el segundo modo y terminó siendo nuestro favorito con un claro guiño a Counter-Strike, el objetivo es plantar o desarmar una bomba en un objetivo. 

LO MALO

  • Es una pieza tan pequeña de un juego masivo. Más allá de cómo juega y algunas de las ideas que quieren desarrollar, es muy difícil hacerse una impresión clara de un juego tan grande con una porción tan pequeña.
  • La misión de Asalto ‘Inverted Spire’ no pareció muy diferente a lo que uno esperaría de Destiny 1, aunque el jefe final fue muy bien pensado.

CONCLUSIÓN

Los indicios son buenos. Bungie parece haber escuchado a la comunidad y parecería que planea lanzar la versión de Destiny que el primero tendría que haber sido. El trabajo de los últimos tres años parecería rendir fruto en este nuevo, incluso en aspectos que tal vez no tendrían prioridad, como los gráficos.

Aún así, esto sigue siendo Destiny. Y en algunos sectores es prácticamente idéntico, así que si el primero no era para vos ni hasta en sus mejores momentos, entonces este no te va a hacer cambiar de opinión.

VERSIÓN PARA PC

Luego de jugar al Destiny 2 en una PS4, tuvimos la suerte de probarlo en una poderosa PC de gama alta, y debemos decir que el juego resultó una experiencia completamente nueva. Las diferencias técnicas son abismales, y les vamos a contar un poco por qué. Jugamos en una resolución de 4K a 60 fps, algo que ninguna consola va a poder mejorar. Lo más obvio es pensar que el juego se ve más lindo, cosa que es verdad, pero no solo en eso reside la diferencia. Inicialmente, no es un juego pensado para 4K, pero los efectos de luz le agregan un nivel de realismo que no se logra en la PS4. Eso hace que los detalles y las texturas cobren mucho más notoriedad y el juego se llene de vida. 

Y no solo estamos jugando a 60 fps, con todo lo que eso significa, sino que estamos utilizando un mouse y un teclado, lo que nos ofrece un grado de precisión que no es posible lograrlo con un gamepad. Esta suma de diferencias que fuimos experimentando, afectan a todo el juego en total, impactando directamente en el gameplay. Movernos se nos hace mucho más simple, al igual que los headshots, o ese sentimiento de control a la hora de las batallas. Si solo pudimos experimentar esto en la beta, imaginamos que cuando salga el juego completo, y las cosas se pongas más y más complicadas, estos pequeños detalles van a hacer que todos nuestros sentidos se unifiquen de una manera que la gran PS4, incluso siendo la consola que es, no nos va a poder regalar.

De todas formas, el acuerdo que Sony hizo con los desarrolladores para conseguir material exclusivo para el juego en un futuro, es lo que realmente va a mover la balanza entre quienes tengan que pensar en comprar el juego para PC o para PS4.
 



NOTAS RELACIONADAS