Con la mente puesta en la bandera a cuadros.

#ForzaMotorsport7

Con la mente puesta en la bandera a cuadros.

La saga que fue creciendo bajo la sombra de Gran Turismo logró ponerle su impronta a la serie al colocarse nuevas metas por delante. Forza Motorsport 7 es un gran simulador de carreras, divertido y accesible.

hace 4 meses
Contenedor global
Reviews
  • Autor: Carlos Pollastri
  • 15.10.2017
  • Enviar a un amigo Imprimir Nota

Los juegos de carreras realistas, o simuladores de conducción como muchos les dicen, siempre parecen tener una meta inalcanzable, o al menos lejana. Estamos hablando de ese objetivo principal por ofrecer la experiencia que nos acerque lo más posible a lo que es el mundo del automovilismo real.

Y este es un desafío complejo, porque este género realmente no tiene un ganador claro y un séquito que los sigue atrás, como puede pasar con FIFA por mencionar alguno, sino que las principales franquicias de juegos de carreras tienen una gran base de seguidores, lo cual hace que el objetivo de los desarrolladores siga estando primordialmente en buscar el realismo extremo.

Esto es bueno por un lado, ya que el resultado son títulos visualmente impactantes, pero también malo porque en pos de hacer juegos cada vez más y más realista, la experiencia se vuelve un poco cada vez más lejana a lo que esencialmente es, un videojuego, que tiene que ser divertido, ¿no es así?

La saga Forza Motorsport, cuyo primer título fue lanzado para la Xbox original allá por 2005, fue creciendo bajo la sombra de Gran Turismo, siempre con el objetivo fuerte de poder ofrecer una experiencia tan completa de conducción con la afamada franquicia de Polyphony Digital. Pero conforme fueron pasando los años, los creadores de Forza, el estudio Turn 10, logró ponerle su impronta a la serie, al colocarse nuevas metas por delante.

Una de ellas claramente, además del ya mencionado realismo, fue hacer que su más reciente título, Forza Motorsport 7, sea un gran simulador de carreras pero por encima de todo eso sea un juego divertido y accesible. Sin dudas podemos decir que lo lograron.

FM 7 tiene realmente de todo para sostener esta afirmación. Empecemos por lo más importante, los autos. El juego cuenta, para empezar, con más de 700, entre los que no solo encontraremos poderosos Porsches, Lamborghinis y obviamente Ferraris sino también cosas loquísimas como camionetas, camiones de transporte pesado y hasta limusinas. También podemos contar con los vehículos eléctricos de la Formula E.

Los autos se dividen en subcategorías (común, raro, super raro y legendario) que podemos ir desbloqueando a medida que vayamos avanzando en la campaña del juego. Así que si lo que estás buscando es llenar tu garaje con vehículos de todo tipo, este es tu juego.

Hablando de campaña, FM 7 tiene un completo modo principal, que se divide en seis campeonatos, cada uno con sus eventos y premiaciones propias. Además de su extensión, lo bueno de este modo, y del resto de opciones de competencia del juego, es que podemos disputarla con varios modos de asistencia, incluso una nueva opción llamada “super fácil”, con lo cual ninguna carrera se nos va a hacer demasiada pesada por completar.

Además, el juego cuenta con la opción para rebobinar la acción, en caso por ejemplo que hayamos hecho una mala curva que termine en un choque. Así que, si bien es desafiante, FM 7 nunca nos va a sacar las ganas de seguir compitiendo en carrera tras carrera. Incluso, junto con los autos, podemos comprar cajas que nos dan diferentes recompensas y “mods” que afectan la jugabilidad de diferentes maneras.

Pero ojo, si lo que estás buscando es un juego realista, para disputar con volante y pedalera, FM 7 también te lo permite, retirando todas las asistencias. Con lo cual demuestra que se adapta a distintos tipos de jugadores, sin dejar a nadie a fuera, al contrario.

Los juegos de esta franquicia se han caracterizado por ser un verdadero deleite visual, y FM 7 no es la excepción, con el agregado que tanto en su versión para Windows 10, y próximamente para Xbox One X, podrá jugarse en resolución 4K.

Todos los elementos del juego, hasta el más ínfimo tornillo en la rueda trasera de un auto, se ve con todo lujo de detalles. Pero no solo lo vamos a notar en la increíble recreación de los coches, sino también en la ambientación de las 30 pistas disponibles, que van desde reconocidos circuitos como Suzuka (Japón), Indianápolis (Estados Unidos), Silverstone (Inglaterra) o Le Mans (Francia).

Gracias al sorprendente sistema de clima dinámico, que puede cambiar en medio de una carrera, cada experiencia de conducción en el juego es completamente diferente, tanto visual como a nivel jugabilidad. Si podemos criticarle unos tiempos de carga un poco extensos, incluso si en su versión para PC lo instalamos en una unidad en estado sólido, pero no es para nada un punto que le quite mérito al juego.

Conclusión. Si están buscando un juego de carreras extenso, sólido, hermoso a nivel visual y sobre todas las cosas accesible para todo tipo de jugador, desde el que busca una experiencia hiper realista al que solo busca pasar un buen rato, entonces FM 7 es el juego de carreras que estás buscando.



NOTAS RELACIONADAS